Cómo tratar los mareos en los viajes con homeopatía

Empieza la época más esperada del año y casi todos estamos, hemos estado o estaremos brevemente de vacaciones de verano. Las ansiadas (y necesarias) vacaciones que, en muchos casos, implican desplazamientos fuera de nuestro lugar de residencia habitual. Por ello, las carreteras, autovías y autopistas se llenan de automóviles ya que muchas personas deciden utilizar este medio de transporte para llegar a su destino. Y es en estos viajes donde es  es frecuente la aparición de mareos o malestar durante el trayecto. Por insignificante que parezca, esto puede ser un inconveniente para los que los padecen por lo que existen determinados hábitos o soluciones para intentar prevenirlo o aliviarlo.

La cinetosis o mal de movimiento, conocido comúnmente como mareo al viajar, se produce en determinadas personas cuando viajan en coches, barcos, aviones e, incluso, en atracciones de feria. Este trastorno se da cuando el sistema vestibular del oído (aparato que regula el control espacial y el equilibrio del cuerpo humano) no percibe de manera simultánea su sentido de movimiento y  el movimiento percibido visualmente, debido a las aceleraciones y desaceleraciones producidas por coches, autobuses, aviones o barcos. El malestar incrementa si en el vehículo hay una mala ventilación debida a humos, monóxido de carbono o vapor y, por otro lado, el miedo o la ansiedad también pueden influir en el mareo.

Las personas que padecen cinetosis muestran síntomas de mareos, desequilibrio, fatiga, cefalea e, incluso, náuseas. Es una situación pasajera, es cierto, pero los que nos hemos mareado alguna vez, sabemos que es muy desagradable y que se pasa realmente mal… Es recomendable seguir una serie de medidas para reducir estos efectos:

  • Es recomendable ingerir alimentos ligeros antes de un viaje, restringiendo leche y alimentos grasos en las horas previas.
  • Deben evitarse movimientos bruscos en el vehículo, realizando cambios de posición suaves
  • En caso de notar el comienzo del mareo, es bueno fijar la vista en un punto fijo o cerrar los ojos.
  • Debemos evitar la lectura durante el trayecto y procurar no ir demasiado abrigados.
  • Algunos pasajeros mejoran con un caramelo o mascando chicle.

Por otro lado, existen medicamentos homeopáticos que pueden prevenir la aparición de mareos y aliviar los síntomas de este malestar:

  • Cocculus indicus: es el principio activo por excelencia contra los mareos por movimiento. Curiosamente tiende a mejorar arropándose.
  • Tabacum: este medicamento está indicado para aquellos mareos que mejoran al abrir la ventanilla o airearse. Controla muy bien los mareos en barco.
  • Cocculine®: es un medicamento homeopático que contiene varios principios activos indicados en mareos (incluidos los dos vistos anteriormente). Muy recomendable para niño que tienden a marearse en coche. Se recomienda empezar la toma antes de subir al vehículo (unos 30 minutos).
  • Sedatif®: este medicamento homeopático lo conocemos de otros posts [link al de exámenes]. No es específico de mareo, es cierto, pero ayuda a relajarse y a calmar los nervios precedentes al viaje (que muchas veces son los que inician el malestar). La combinación de Sedatif® con alguno de los medicamentos específicos de mareo, tiene unos resultados muy satisfactorios.

No olvidemos que una de las ventajas del uso de medicamentos homeopáticos es que no se han descrito efectos sobre la capacidad para conducir o manejar maquinarias, con lo que incluso si tenemos que turnarnos al conducir pueden tomarse sin problemas. Además, están incluidos en el consejo de los profesionales sanitarios para el tratamiento de síntomas en pacientes de todas las edades.

Desde Yo Aconsejo Homeopatía se recomienda tomar estos medicamentos momentos previos al viaje. No obstante, los mareos pueden ser muy individuales para cada paciente por lo que es preferible pedir consejo al farmacéutico o médico homeópata.

Mejora tu dieta de cara al verano

El buen tiempo, el cambio de ropa, las actividades al aire libre… han ido colándose en nuestro día a día. Unas señales claras de que el verano está a la vuelta de la esquina.
Con ello, muchas personas comenzarán a preocuparse por su dieta y a prestar atención a su menú diario. Algunas de ellas, en un intento por conseguir resultados rápidos, confiará en las famosas “dietas milagro”, las cuales han demostrado que, pese a los resultados rápidos, el efecto rebote está asegurado y con ello los efectos negativos para la salud.

A todas estas personas habrá que advertirles que una dieta variada y equilibrada se debe realizar durante todo el año, no solo cuando se acerca el verano. En ella se debe incluir alimentos de todos los grupos, pero teniendo en cuenta las cantidades. Una alimentación equilibrada es aquella en la que el conjunto de alimentos que componen la dieta mantienen las proporciones adecuadas para proteger la salud y prevenir enfermedades. Algunos alimentos son necesarios todos los días como los lácteos, panes, cereales, fruta, verduras, frutos secos, etc., otros solo de vez en cuanto como carnes, dulces, etc.  pero nunca sin prescindir de ninguno, o consumiendo en exceso pensando que así se “equilibra la balanza”.

Por todo ello desde Yo Aconsejo Homeopatía te dejamos algunas recomendaciones para cuando piensen en qué poner en el plato:

  1. Come frutas y verduras a diario, al menos cinco raciones.
  2. Incorpora a tu dieta alimentos ricos en fibra.
  3. La carne y el pescado son fuente de proteínas, también deben estar presentes en tu alimentación.
  4. Toma lácteos como el queso, la leche o el yogur. Si lo prefieres, elige los que son bajos en grasa.
  5. Hidrátate. Tu cuerpo necesita líquidos, hasta dos litros por día. Tu piel te lo agradecerá.
  6. No te olvides de que la alimentación debe ser completada con actividad física, así que saca algo de tiempo para caminar diariamente y practicar tu deporte favorito tres veces por semana.

Aún así habrá momentos en los que, aun siguiendo estas pautas, en nuestro día a día puede haber una falta de minerales, vitaminas, hidratación etc… Y más, considerando el aumento repentino de las temperaturas, y el hecho de que nuestro cuerpo necesita un tiempo de adaptación. Os dejo algunos medicamentos útiles que funcionan bien en caso de realizar algún tratamiento de pérdida de peso o simplemente para evitar el cansancio y la fatiga de estos primeros días de calor intenso:

  • China rubra: necesario siempre que haya una pérdida intensa de líquidos. Sudoración en gimnasio o por calor. Ayuda a equilibrar y recuperar los depósitos de agua del cuerpo. Importante también en caso de gastroenteritis con diarreas y/o vómitos.
  • Arnica montana: el gran medicamento de la fatiga muscular. Es de gran ayuda después de ejercicio físico intenso e incluso se puede utilizar como preventivo de los clasícos dolores de las agujetas. Básico en tratamiento de lesiones musculares, podéis consultar el post Cómo tratar una contractura muscular con homeopatía.
  • Anacardium orientale: este principio activo homeopático se utiliza para evitar picar entre horas, o cuando se busca evitar la ansiedad comiendo.
  • Sedatif: medicamento esencial para el control de la ansiedad en dietas de adelgazamiento. Sedatif ayuda a equilibrar la ansiedad y reducir los niveles de estrés. Os recuerdo que este medicamento era muy útil para la preparación de exámenes, si queréis consultarlo en Cómo tratar la ansiedad y nerviosismo de los exámenes con homeopatía

Aparte de tratamiento homeopático, podemos acudir a complementos vitamínicos. Éstos contienen una combinación de vitaminas y minerales que pueden ayudar a obtener las sustancias vitales suficientes para que el cuerpo funcione correctamente. Incluso en algunas ocasiones permiten reducir el riesgo de enfermedades.[1]

Existe una gran variedad de suplementos, aunque entre los más comunes están los que aportan ácido fólico, vitamina D, vitaminas B o magnesio. Resaltar especialmente el Magnesio como un mineral esencial para disminuir la fatiga y mantener una función muscular normal. Además es un mineral que no se aporta en cantidades suficientes por la dieta (sus fuentes son chocolate y frutos secos, pero habría que consumirlos en gran cantidad). Personalmente, confío en la fórmula de Magnesium DUO: este complemento es mucho más que un aporte de Magnesio, aporta al organismo 225 miligramos de este mineral al día (aporte necesario) en una combinación de dos sales, lo que evita complicaciones digestivas, además de vitaminas del grupo B, E, PP y selenio. Una gran ayuda para recuperar el ritmo en estos primeros días de calor.

Si te ha sorprendido la llegada del verano ya sabes que no debes recurrir a las “dietas milagro”. Comienza por ordenar tu menú siguiendo nuestras recomendaciones y ayudándote de complementos alimenticios. Tu cuerpo, y sobre todo tu salud, te lo agradecerán.

[1] FDA [Internet] Suplementos alimenticios – lo que usted necesita saber [Consultado el 27 de marzo de 2018] Disponible en: https://www.fda.gov/Food/ResourcesForYou/Consumers/ucm210723.htm

Homeopatía para el verano. Botiquín homeopático de cuidado frente al sol.

Ya estamos totalmente introducidos en el verano, aunque haya tardado ya está aquí.
De hecho en esta semana hemos sufrido la primera ola seria de calor con temperaturas que han rondado los 40 grados en el termómetro de la farmacia. Aparte del calor, el verano nos trae las ansiadas vacaciones para la mayoría de pacientes y durante las mismas no podemos olvidarnos de prevenir enfermedades y cuidar nuestro estado de salud para evitar problemas estivales.

Como ya habéis podido comprobar, me encanta prevenir. Es la mejor manera para evitar sintomatología y problemas de salud. En verano, como no podía ser de otra forma, también existen estrategias preventivas para evitar quemaduras solares, deshidratación y el tan temido golpe de calor. Las recomendaciones, como siempre, basadas en sentido común, son sencillas de llevar a cabo y pueden salvarnos de más de un disgusto y sensación incómoda:

  • Evitar exposición solar en horas de mayor radiación, entre las 12 y las 17 (aunque puede variar según las zonas).
  • Realizar una correcta hidratación, bebiendo regularmente a pesar de no tener sed y consumiendo frutas ricas en agua como melón, sandía…
  • Usar protector solar con filtros estables y comprobados. Desde la farmacia realizamos campañas para concienciar la importancia de estos filtros ya que un filtro poco adecuado puede resultar en una protección reducida y, a pesar de llevarlo, ser insuficiente para evitar quemaduras solares.
  • Cuando se viaje a la playa, puede haber cambios de tensión importantes que son totalmente adaptativos (ya que las presiones cambian). Hay que procurar no realizar esfuerzos grandes en las primeras 24-48 horas y beber abundante líquido, evitando el alcohol y comidas copiosas.

Es muy recomendable seguir estas pautas preventivas pero si se nos olvidan o si no las realizamos correctamente, podemos tener ciertas patologías estivales. Por ello, he diseñado un pequeño botiquín con productos homeopáticos que puede mejorar nuestra calidad de vida al resolver rápida y eficazmente estos problemas de verano. Además, como no presentan efectos secundarios remarcables podemos utilizarlos con todos los miembros de la familia e incluso en pacientes polimedicados.

Qué incluir en el botiquín de verano:

  • Belladonna: es fundamental para el verano. Importante para el golpe de calor, fiebres estivales, dolores de cabeza causados por la exposición solar o prácticamente cualquier proceso que conlleve un aumento de temperatura (también es útil en quemaduras solares), se debe pautar con frecuencia en los momentos iniciales e ir espaciando según mejoría.
  • Apis: ya conocemos Apis por su utilidad en el tratamiento de alergias y en las picaduras de mosquitos, como parte del botiquín de verano puede utilizarse para el tratamiento de quemaduras que mejoran con la aplicación de frío. Unido a Belladonna es ideal para mejorar la sensación de quemazón cuando nos hemos pasado de tiempo al sol sin la protección adecuada.
  • Cicaderma: esta pomada resulta realmente eficaz en piel dañada, tanto por el sol como si existen pequeñas heridas presentes. Protectora y emoliente ayuda a regenerar la piel.

Sólo  3 productos homeopáticos pueden llegar a ser enormemente eficaces durante el verano. Sin embargo, como ya os he dicho, la homeopatía presenta un carácter altamente individualizable con lo que, si tenéis alguna patología que os preocupe cómo afrontarla en verano, no dudéis en contactarme, sea por mail, sea en la farmacia para poder recomendaros el tratamiento específico más adecuado.

¡Disfrutad del verano y las vacaciones! Pero no olvidéis de cuidaros frente al sol…